Normas

Normas básicas de obligado cumplimiento

Las pernoctaciones de más personas de las declaradas, incluidos niños, se considerará una infracción a las reglas de contratación del alojamiento, no cubierta por la póliza de seguros , y llevará un recargo sobre la tarifa acordada entre las partes, de 15€ por persona y noche que se cobrará a la salida del alojamiento.

Queda prohibido fumar en la estancia superior de la casa.

Los ocupantes no podrán realizar en la casa rural actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas.

La cubertería y vajilla utilizada la dejarán limpia al finalizar la estancia en la casa.

LAS INSTALACIONES SE MANTENDRAN EN PERFECTO USO, CADA OBJETO EN SU LUGAR ORIGINAL. En el caso de producirse algún desperfecto ESTE SE COMUNICARÁ A LOS TITULARES DE LA CASA, para poder subsanarlo lo antes posible con el fin de que futuros clientes puedan disfrutar del alojamiento en perfectas condicione, salvo pacto en contrario cuando se acepte la justificación lógica del deterioro, la reparación correrá por cuenta del cliente.

Reservas

El PROPIETARIO se reserva el derecho de no aceptar o anular estancias que no cumplan las normas de convivencia, en cualquier momento y sin posibilidad de reembolso

El PROPIETARIO no se responsabiliza de los objetos personales depositados en la vivienda por los CLIENTES, así como de los objetos que pudieran haber olvidado.

Si El CLIENTE tuviese que abandonar la casa, por cualquier circunstancia, antes de la fecha previamente contratada, no tendrán derecho a la devolución total o parcial del importe abonado.

Calefaccion y climenea

La chimenea debe permanecer cerrada una vez encendida, para evitar humos y riesgos de incendio. No se puede cocinar en ella. Para su uso, el propietario puede proporcionar leña de cortesía sin que este acto sea una obligación para el propietario, si se desea más leña, y está disponible, tendrá un coste de 10€.

La calefacción está programada para proporcionar en el alojamiento la temperatura de confortable, no es responsabilidad del propietario la pérdida de temperatura por ventilación o descuido de puertas y ventanas abiertas por el cliente.

Mascotas

El CLIENTE alojado con mascota, será responsable, en todo momento, de los actos y daños del animal. Además impedirán a éste que se suba a los sillones y a las camas.